La economía estadounidense de 20 billones de dólares, la más grande del mundo, está comenzando a escuchar pasos. Menos de 15 horas antes de la publicación en Washington de las cifras del gobierno de Estados Unidos que mostraron una sólida expansión en el segundo trimestre, el Fondo Monetario Internacional recordó que hay otra economía que se está acercando rápidamente.

“Incluso con una desaceleración gradual del crecimiento, China podría convertirse en la mayor economía del mundo para 2030”, dijo el fondo en su informe anual sobre la segunda mayor economía del mundo.

El producto interno bruto de Estados Unidos creció 2.8% en el último trimestre frente a un año antes, la mayor expansión desde el 2015. Mientras tanto, el producto interno bruto de China creció 6.7% durante el mismo período y se sitúa en torno a los 13 billones de dólares.

Guerra comercial

La competencia por el puesto número 1 se juega en una guerra comercial entre la Casa Blanca y Pekín. El presidente Donald Trump ha amenazado con imponer aranceles a 500,000 millones de dólares en importaciones chinas, aproximadamente el valor anual de todas las importaciones estadounidenses de la nación asiática.

El principal negociador comercial de Trump, Robert Lighthizer, le dijo al Congreso esta semana que llevaría años resolver el “problema crónico” de Estados Unidos con las prácticas comerciales desleales de China. El mismo día, un alto funcionario chino comparó la posición de Estados Unidos a una “extorsión”.

En su revisión anual de la economía china, el FMI dijo que las perspectivas de China son sólidas, pero advirtió a Pekín contra depender en el estímulo impulsado por el crédito ya que podría aumentar las vulnerabilidades.